muletillas

Guerra abierta contra las muletillas

Confieso que soy un talibán de la lengua, a ratos maniático, enfermizo. No es que me crea alguien especialmente correcto o con un léxico abrumador, buena prueba de ello es este mismo blog en el que doy por hecho que utilizo un vocabulario más que accesible.… Lea más